como ser exitoso en multinivel“Para obtener lo que quieras de una persona,primero dale lo que ella quiere”


para que tú puedas obtener lo que quieres, por ejemplo eres interesado que esa persona entre en tu grupo, para que sea distribuidor en tu negocio multinivel, primero tienes que interesarte que es lo que esta persona quiere.


¿Te costará más tiempo, va a ser más difícil con este método? Sí, por supuesto que sí, pero valdrá la pena, interesarte genuinamente en los problemas de tus prospectos, o de tus potenciales clientes, te ayudara a crear una relación con ellos, te ayudará a conquistarles, a ganarles la confianza.


Interesándote  genuinamente por ellos, por sus problemas y  dándoles, gratuitamente la respuesta o la solución a sus problemas, como si fuera tu mejor amigo, como si fuera tu hermano, ¿qué crees que ocurrirá?, pues simplemente tu credibilidad incrementara  10 veces hacia tus prospectos o hacia tus potenciales clientes.


En este punto, la barrera de incredulidad, la desconfianza caerá, y ahora ellos, como gratitud porque les ayudaste se interesarán de tu deseo, ellos mismos se interesarán de tu negocio sin que tu dijeras una sola palabra.


Ahora reclutarles en tu estructura será mucho más fácil, ¿verdad?, porque ahora ya tienes una relación con esta persona.


Dime una cosa ¿crees que mucha gente hace esto, o te suena más que un “emprendedor” nada más conocerte intenta meterte por los ojos su oportunidad, aunque tú no le pediste esa cosa?


Si quieres que una persona sea abierta, sincera contigo, primero interésate genuinamente por su problema y, si puedes, dale una solución, gratuitamente, a su problema, veras la diferencia.


Ejercicio práctico:


1.     La primera vez que tienes la ocasión, cuando hables primera vez con uno de tus distribuidores, aplica esta técnica, en vez de decirle lo que tú quieres, escúchalo con atención primero.


2.     Identifica su problema, aquí tienes que utilizar tu intuición porque a veces tu distribuidor no te va a decir a la cara, claramente su problema, a veces tienes que intuirla tú.


3.     Dale una solución, esfuérzate y dale la mejor solución que puedes, como si fuera tu problema, o como si fuera el problema del más querido ser de tu vida, si la problema es más grave, tomate un tiempo, un día, dos días, para darle la mejor solución.


4.     Veras como después de solucionarle el problema, tu distribuidor te preguntará el mismo, sin que tú mencionarás ni una palabra: “Muchas gracias, ¿qué puedo hacer por ti?”


5.     Aplica esta técnica cada vez que tienes la ocasión, hasta que va a devenir un hábito, hasta que lo vas a hacer de modo inconscientemente, como hablar, andar, pestañar o mover tus manos.


Al final me gustaría que me dejaras un comentario sobre este artículo, cuéntame un poco y dime cuáles son tus dudas, tus inquietudes o tus problemas.


View the original article here

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *