negocio de multinivelEn este artículo te voy a mostrar que pasa en más de 65% de los casos, cuando entras en contacto con un distribuidor tuyo o con un potencial cliente tuyo, y tú intentas esconderte detrás de la imagen de tu empresa, pero tu distribuidor o tu potencial cliente ve en ti la imagen viva de tu empresa multinivel.


No sé si te reconoces en esta situación, cuando no estás seguro de algo o cuando quieres que seas un poco “dulce”, tímido, buen tío, o bonachón, empiezas a hablar de tu empresa, siempre sacas adelante tu empresa, que tu empresa esto, que tu empresa el otro.


No te culpo, sólo me recuerdo que yo he hecho este error muchos años, no quería tomarme la responsabilidad de que yo era el representante de la empresa, en frente de este distribuidor o de este potencial cliente yo era la imagen viva de mi empresa de multinivel, y esta era la verdad, yo me escondía detrás de la imagen de mi empresa pero mi distribuidor o mi potencial cliente veía en mi la imagen viva de mi empresa, yo estaba representando mi empresa.


Era mucho más cómodo transferir la responsabilidad sobre los hombros de mi empresa de Marketing en Red, pero lo que yo no sabía o que no quería admitir, era que, la mayor trozo de torta se lo lleva quien asume la mayor responsabilidad, y por eso yo tenía la espalda cubierta con mi empresa pero no ganaba tanto dinero como yo quería.


Hoy en día he aprendido mi lección y ya no hago este error, ahora me llevo toda la responsabilidad que puedo, de hecho ahora soy capaz de ser la cabeza de un negocio multinivel y es que en efecto tengo mi propio multinivel, no tengo miedo de ser la cabeza de mi estructura, o como se llama de modo oficialmente, director de estructura.


Ejercicio práctico:


1.     A partir de ahora tomate cada acción que tienes que hacer en tu empresa de multinivel con la responsabilidad de un verdadero líder.


2.     Cárgate con la mayor responsabilidad posible, tus distribuidores se quedarán aliviados, pero una vez que tu tomaste la “carga psicológica” ellos te ayudarán, la gente no le gusta tener responsabilidades, sólo les gusta trabajar bajo las alas de un líder en que tienen que confiar.


3.     Después de dos-tres “cargas” de este tipo, te acostumbrarás y no vas a poder hacer otra vez un trabajito, tu sólo vas a buscar las grandes oportunidades y este hábito te llevara a hacerte rico.


Al final me gustaría que me dejaras un comentario sobre este artículo, cuéntame un poco y dime cuáles son tus problemas, tus dudas, tus inquietudes.


View the original article here

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *