by Pascual Hernández
(Valencia, España)


Hola amig@!

Hoy te invito a conocer a Napoleón Hill, uno de los autores de superación personal y autoayuda más prestigiados del mundo.


Dedicó 20 años a estudiar todo lo relacionado con el éxito personal al entrevistar a todos los grandes personajes y hombres de éxito de su época para preguntarles cuáles eran las claves de su éxito y cómo se podrían reproducir por otros. Sus conclusiones las plasmó en su grandioso libro y “best seller” -te lo recomiendo, magnífico- “Piense y hágase rico”.


¿Quieres aprender de él?


¡Fantástico! Pero antes vamos a comenzar, como siempre, con una historia.

LA FÓRMULA DEL ÉXITO

En 1908 Napoleón Hill tuvo la gran oportunidad de su vida: entrevistar al entonces hombre más rico del mundo, el industrial Andrew Carnegie (y según la revista Forbes el segundo hombre más rico de todos los tiempos, después de John D.Rockefeller). Esa entrevista marcó toda su vida.


Andrew Carnegie le reveló al joven Napoleón que era posible identificar en las personas exitosas las características que los llevaban al éxito personal. Pero lo más emocionante era descubrir que el éxito se podía reproducir.


Le invitó a descubrir una especie de “Fórmula del Éxito”. Así, Napoleón Hill entrevistó a todos los hombres de éxito de su época; y ahora tu y yo vamos a tener la oportunidad de entrevistarnos con el. ¿No es emocionante?


Entramos en su despacho con el ánimo de descubrir alguno de los Secretos del Éxito.


-Mr. Napoleón Hill, usted entrevistó y estudió a cientos de personas exitosas “¿Qué nos diría acerca del éxito?”


-Mira muchacho, lo primero que debes saber es que “Tu eres el dueño de tu destino”.


-Y esto es así “Porque tienes el poder de controlar tus pensamientos y los pensamientos son cosas, cosas muy poderosas que cuando se combinan con la exactitud del propósito, la perseverancia y un imperioso deseo de convertirlos en riqueza o en otros objetos materiales”. Date cuenta: “Todo aquello que la mente humana pueda concebir y creer, se puede alcanzar”.


Como “eso” ya lo había oído alguna vez, me adelanto y le digo:


-Disculpe Mr. Napoleón Hill, pero exactamente ¿Qué significa eso de ser “dueños de nuestro destino” a través del “control de nuestros pensamientos” y que tiene que ver todo eso con el éxito?


– Todo, porque es un error buscar el éxito fuera de ti, debes buscarlo dentro de ti.


-Seré más concreto, yo describí 13 Pasos para alcanzar la riqueza que toda persona puede dar y hoy -si te interesa- te diré los tres primeros.


¡Nosotros estaríamos encantados!


-El Primer Paso es el Deseo – “El punto de partida de todo logro es el deseo, no la esperanza, si no un profundo deseo que trasciende a todo, ya que un deseo débil traerá resultados débiles… y un deseo ardiente de ser y de hacer es el punto inicial desde el que el soñador debe lanzarse. Los sueños no están hechos de indiferencia, pereza, ni falta de ambición.”


-¿Tan importante es tener un deseo ardiente?, preguntas. Fíjate, sin un deseo vehemente no hay acción. Y ese es el “El punto inicial de todo logro” El Deseo es el Primer Paso hacia la riqueza.


Y añade:


-Pero ese deseo imperioso debes de definirlo: “Escribe tu Plan. En el momento que lo hayas hecho habrás definitivamente dado forma concreta a un deseo intangible.”


-¿Y el segundo paso hacia la riqueza? Intervienes de nuevo.


-El Segundo Paso hacia la riqueza -continua Napoleón- es la fe: “Creo en el poder del deseo respaldado por la fe, porque he visto cómo ese poder eleva a hombres desde comienzos humildes a posiciones de poder y riqueza.”


-“¡La fe elimina las limitaciones!” Sin fe en tu deseo todo serán obstáculos.


-“La fe es un estado mental que se puede inducir, o crear, con la afirmación o con las repetidas instrucciones al subconsciente, a través del principio de la autosugestión”.


Ahora me lanzo yo:


– ¿Y el tercer paso?


– Y aquí viene el Tercer Paso hacia la riqueza: Influye positivamente en tu subconsciente a través de la autosugestión, esto es: La repetición -de la que hablábamos antes- debe ser acompañada de emociones positivas, de la emoción de la convicción.


Los tres primeros pasos para alcanzar riquezas:


Paso 1. Ten un deseo vehemente y fuerte.


Paso 2. Ten fe. Visualiza y cree -a través de la repetición- que conseguirás tu deseo.


Paso 3. Influye en tu subconsciente a través de la autosugestión: Repite tu deseo con convicción.


5 Lecciones más de Napoleón Hill


* “La acción es la medida de la inteligencia.”


* “El mundo no paga a los hombres por lo que “saben”. Les paga por lo que hacen o inducen a otros a hacer.”


* “No esperes. El momento correcto nunca llegará.”


*“Crea un plan definitivo para lograr tus deseos y comienza inmediatamente ya sea que estés listo o no, pon el plan en acción.”


*“Lo que cuenta no es lo que vas a hacer, sino lo que estás haciendo ahora.”


Los invito a ver un extraordinario video de Napoleón Hill en un video en donde narra su trabajo que realizó al lado de su mentor, Andrew Carnegie.
Un abrazo, tu amigo Pascual.


View the original article here

Posted in Multinivel

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *