Esta es la primera pregunta que me hice, cuando por primera vez escuche hablar sobre network marketing de atracción. La pregunta puede tener muchas respuestas, pero la más acertada es: Atraemos lo que somos.


John C. Maxwell explica muy bien este concepto en su libro “Las 21 leyes irrefutables del liderazgo”


Una de las leyes que explica en este libro es la “ley del magnetismo”


Básicamente, habla sobre que atraemos de forma natural a otras personas que comparten muchas similitudes con nosotros. En resumen, atraemos lo que somos.


Esto no quiere decir que no podamos atraer a otros con distintas características, pero sería muy difícil hacerlo de forma natural.


El network marketing de atracción, tiene como objetivo atraer a prospectos calificados, esto es interesados en desarrollar tu negocio.


Para esto, primero tenes que convertirte en una persona de valor y luego dar este valor a otras personas que están interesadas en conseguirlo.


Se me ocurren muchos ejemplos, pero el que tengo más claro, es la relación de profesor alumno.


Por ejemplo: Yo daba clases particulares de música, guitarra y bajo eléctrico. Pero para enseñar a mis alumnos, primero tuve que aprender. Ir a la universidad, formarme, recibirme y luego, comenzar a dar clases.


¿Y a qué clase de alumnos atraje?


A alumnos que buscaban justamente lo que enseñaba. La mayoría, por no decir todos, compartía muchas características: gustos musicales, forma de pensar, de hacer las cosas y en muchos casos, orígenes similares.


Ellos se sintieron atraídos por mis clases, debido a que compartíamos muchas similitudes y objetivos.


Lo mismo sucede con las amistades. En general, es muy difícil, generar una buena relación de amistad con una persona completamente diferente. Vas a pensar “si pero yo soy muy distinto a todos mis amigos” si, es cierto. Pero estoy muy seguro que hay características que comparten y son esas características, las que les permite atraerse uno a otro y generar esa amistad.


En nuestra industria y particularmente hoy día con el nuevo paradigma que llamamos, network marketing de atracción, pasa exactamente lo mismo.


A quien atraemos network marketing de atraccionSi viste mi curso de 5 días sobre marketing de atracción, donde explico paso a paso como convertirte en un imán de prospectos, sabes de qué te estoy hablando. Si no lo hiciste, te invito a que lo hagas cuando termines de leer esta nota. De todos modos, quiero reforzar este concepto.


El tipo de prospecto que necesitas para este negocio, es aquel que está interesado en desarrollar tu negocio. Cuando hablo de interesado, incluyo además características como: emprendedor, visionario, autodidacta, dispuesto a invertir en su educación y herramientas para su negocio, perseverante. Y con la mentalidad para desarrollarse y convertirse en una mejor persona.


Para que personas con estas características se sientan atraídas hacia vos, primero tenés que convertirte en el prospecto modelo que queres alcanzar. No existe ninguna fórmula mágica.


Ken Dunn, exitoso networker y excelente coach de network marketing, habla de la actitud de primera fila. ¿Qué es la actitud de primera fila?


Ken, la describe como la actitud que debe tener todo líder, y es la de dar el ejemplo en todo momento. En su libro “el minuto más importante” cuenta que dentro de las convenciones y reuniones de capacitación, a las que seguro asististe alguna vez. El, como líder, es quien está sentado en la primera fila de la conferencia, prestando atención y tomando nota de todo. ¿Para qué? Para que todos los miembros del equipo lo sigan, estén atentos y aprendan del ejemplo.


Funciona exactamente igual para vos y para el desarrollo de tu negocio.


Si queres atraer a prospectos emprendedores, visionarios, perseverantes y dispuestos a convertirse en mejores personas, para que a su vez ellos, den el ejemplo a otros. Entonces, primero tenes que dar el ejemplo vos.


Si hasta ahora en tu negocio, no estabas teniendo lo resultados que buscabas o no estabas conectándote con las personas adecuadas. Entonces tenes que preguntarte ¿Cuál es la característica que tengo, que está atrayendo a personas que no son buenas para mi negocio?


Analizarla, cambiarla para mejorar y enfocarte en quienes realmente pueden aportar y hacer crecer tu negocio.


Como te mencione anteriormente, no existen secretos. Sos la única persona que puede cambiar el rumbo de tu vida y de tu negocio. Para atraer a los líderes que te gustaría que te acompañen, primero debes SER ese líder.


Te invito a que dejes tu opinión sobre esta nota


¡Exitos!


Germán Romero


View the original article here