formas de combatir el estrés

El estrés es una reacción natural del cuerpo que lo prepara para “luchar” o “huir” ante una situación que percibe como peligrosa o amenazante.


Pero además de ser necesario para nuestra “supervivencia”, cierto grado de estrés nos proporciona energía, nos genera entusiasmo, nos hace más productivos, nos pone más alertas, y nos da el impulso necesario para abordar los desafíos, superar los problemas, y alcanzar nuestras metas.


Pero cuando el estrés se torna incontrolable y se hace excesivo o se prolonga demasiado, es cuando se convierte en un problema afectando negativamente nuestra productividad, nuestra salud física y mental, nuestra concentración, y hasta nuestras relaciones.


Este estrés negativo e incontrolable suele aparecer debido a cambios en nuestras vidas, problemas de dinero, sobrecarga de trabajo, conflictos con otras personas, sensación de vulnerabilidad, sensación de falta de control, etc.


Y algunos síntomas o señales que nos permiten reconocerlo son: alta presión sanguínea, dolores de cabeza, dificultad para dormir, temblores o movimientos nerviosos, irritabilidad, impaciencia, miedo, falta de concentración, falta de motivación, trastornos alimenticios, baja autoestima, etc.


Por tanto, debemos aprender a combatir y controlar el estrés, de tal modo que nos favorezca en vez de que nos perjudique.


Y, afortunadamente, así como son varios los efectos negativos del estrés, también son varias las formas que tenemos de combatirlo o controlarlo; veamos a continuación una lista conformada por 30 formas de combatir o controlar el estrés:

respirar profundamente: inhalar profundamente por la nariz, llenar de aire los pulmones, aguantar la respiración por unos segundos, y luego expulsar el aire lentamente.practicar la meditación: sentarse cómodamente, cerrar los ojos, y procurar evitar tener pensamientos concentrándose en la respiración.practicar ejercicios de relajación: imaginarse que cada músculo del cuerpo se va relajando uno a uno, empezando por la parte superior de la cabeza y terminando por los pies.tomar sesiones de masajes: tomar sesiones de masajes antiestrés o relajantes.tomar un baño relajante: bañarse en una tina con hidromasaje o jacuzzi, o simplemente en una tina con agua caliente.ser positivos: no pensar siempre lo peor, sino ser optimistas y pensar siempre que las cosas saldrán bien, o ver siempre el lado positivo de las cosas.actuar: dejar de seguir gastando tiempo y energía en preocupaciones o lamentos, y hacerse cargo de la situación o del problema.aceptar las cosas: si no hay nada por hacer, aceptar las cosas tal como son y esperar tranquilamente el resultado final, o dejarlas ir y olvidarse del tema.reducir la carga de trabajo: evitar hacer cosas sin importancia, establecer prioridades, no tratar de hacerlo todo, sino delegar, etc.mejorar el ambiente de trabajo: utilizar una silla cómoda, procurar una buena iluminación, buscar una adecuada ventilación, evitar distracciones, etc.tener en orden las cosas: tener en orden el escritorio, organizar los archivos, dejar las cosas siempre en el mismo lugar, etc.planificar las cosas: hacer listas de actividades o tareas por hacer, usar una agenda, elaborar presupuestos, etc.tomarse unas vacaciones: dejar las obligaciones diarias para tomarse unas vacaciones.irse de viaje: ya sea en las vacaciones, o en cualquier fin de semana, irse de viaje de preferencia a lugar tranquilo alejado del ruido de una ciudad.tomarse un día de descanso: tomarse un día libre de preocupaciones por el negocio o por el trabajo, para despejar la mente, ordenar las ideas, y renovar energías.tomarse un breve descanso: dejar por un rato las labores diarias para dar un paseo corto, conversar brevemente con otra persona, navegar un rato por Internet, o simplemente pararse y estirarse.dormir bien: dormir las horas necesarias para que el cuerpo recupere energías y libere tensiones.leer un buen libro: de preferencia una novela.escuchar música: de preferencia música relajante.cantar: de preferencia música suave.contarle los problemas o preocupaciones a otra persona: buscar a alguien que lo aconseje y motive a uno, pero sobre todo, que lo escuche.relacionarse con otras personas: realizar actividades con otras personas, conversar, compartir o comentar ideas, noticias o sucesos, o simplemente hablar.desahogarse: decir los problemas en voz alta a una persona que lo escuche y entienda a uno.reírse: buscar lo gracioso en las situaciones cotidianas, prestar atención a las coincidencias, las ironías, las contradicciones, lo inesperado, lo exagerado y lo absurdo.hacer ejercicios con regularidad: practicar algún deporte, ir al gimnasio, salir a correr, hacer footing, andar en bicicleta.moverse: sacudir y balancear el cuerpo, pararse y estirarse, subir y bajar escaleras, caminar siempre que sea posible.tener una buena alimentación: tener una dieta balanceada, consumir alimentos sanos, reducir el consumo de grasas, moderar el consumo de alcohol y cafeína.tener buenos hábitos alimenticios: no comer mucho por vez, comer despacio, masticar bien, no comer debido a estados emocionales.no fumar: el cigarro al principio relaja, pero luego afecta el sistema nervioso.buscar ayuda profesional: finalmente, buscar un especialista en el manejo del estrés.

Etiquetas: Consejos, Emprendedores


Tweet

Contenidos relacionados:

Cómo combatir el estrés en 4 pasosCómo manejar el estrés10 formas de ganar dinero rápidamente

View the original article here

Tagged , ,
Posted in Multinivel

formas de combatir el estrés

El estrés es una reacción natural del cuerpo que lo prepara para “luchar” o “huir” ante una situación que percibe como peligrosa o amenazante.


Pero además de ser necesario para nuestra “supervivencia”, cierto grado de estrés nos proporciona energía, nos genera entusiasmo, nos hace más productivos, nos pone más alertas, y nos da el impulso necesario para abordar los desafíos, superar los problemas, y alcanzar nuestras metas.


Pero cuando el estrés se torna incontrolable y se hace excesivo o se prolonga demasiado, es cuando se convierte en un problema afectando negativamente nuestra productividad, nuestra salud física y mental, nuestra concentración, y hasta nuestras relaciones.


Este estrés negativo e incontrolable suele aparecer debido a cambios en nuestras vidas, problemas de dinero, sobrecarga de trabajo, conflictos con otras personas, sensación de vulnerabilidad, sensación de falta de control, etc.



Y algunos síntomas o señales que nos permiten reconocerlo son: alta presión sanguínea, dolores de cabeza, dificultad para dormir, temblores o movimientos nerviosos, irritabilidad, impaciencia, miedo, falta de concentración, falta de motivación, trastornos alimenticios, baja autoestima, etc.


Por tanto, debemos aprender a combatir y controlar el estrés, de tal modo que nos favorezca en vez de que nos perjudique.


Y, afortunadamente, así como son varios los efectos negativos del estrés, también son varias las formas que tenemos de combatirlo o controlarlo; veamos a continuación una lista conformada por 30 formas de combatir o controlar el estrés:

respirar profundamente: inhalar profundamente por la nariz, llenar de aire los pulmones, aguantar la respiración por unos segundos, y luego expulsar el aire lentamente.practicar la meditación: sentarse cómodamente, cerrar los ojos, y procurar evitar tener pensamientos concentrándose en la respiración.practicar ejercicios de relajación: imaginarse que cada músculo del cuerpo se va relajando uno a uno, empezando por la parte superior de la cabeza y terminando por los pies.tomar sesiones de masajes: tomar sesiones de masajes antiestrés o relajantes.tomar un baño relajante: bañarse en una tina con hidromasaje o jacuzzi, o simplemente en una tina con agua caliente.ser positivos: no pensar siempre lo peor, sino ser optimistas y pensar siempre que las cosas saldrán bien, o ver siempre el lado positivo de las cosas.actuar: dejar de seguir gastando tiempo y energía en preocupaciones o lamentos, y hacerse cargo de la situación o del problema.aceptar las cosas: si no hay nada por hacer, aceptar las cosas tal como son y esperar tranquilamente el resultado final, o dejarlas ir y olvidarse del tema.reducir la carga de trabajo: evitar hacer cosas sin importancia, establecer prioridades, no tratar de hacerlo todo, sino delegar, etc.mejorar el ambiente de trabajo: utilizar una silla cómoda, procurar una buena iluminación, buscar una adecuada ventilación, evitar distracciones, etc.tener en orden las cosas: tener en orden el escritorio, organizar los archivos, dejar las cosas siempre en el mismo lugar, etc.planificar las cosas: hacer listas de actividades o tareas por hacer, usar una agenda, elaborar presupuestos, etc.tomarse unas vacaciones: dejar las obligaciones diarias para tomarse unas vacaciones.irse de viaje: ya sea en las vacaciones, o en cualquier fin de semana, irse de viaje de preferencia a lugar tranquilo alejado del ruido de una ciudad.tomarse un día de descanso: tomarse un día libre de preocupaciones por el negocio o por el trabajo, para despejar la mente, ordenar las ideas, y renovar energías.tomarse un breve descanso: dejar por un rato las labores diarias para dar un paseo corto, conversar brevemente con otra persona, navegar un rato por Internet, o simplemente pararse y estirarse.dormir bien: dormir las horas necesarias para que el cuerpo recupere energías y libere tensiones.leer un buen libro: de preferencia una novela.escuchar música: de preferencia música relajante.cantar: de preferencia música suave.contarle los problemas o preocupaciones a otra persona: buscar a alguien que lo aconseje y motive a uno, pero sobre todo, que lo escuche.relacionarse con otras personas: realizar actividades con otras personas, conversar, compartir o comentar ideas, noticias o sucesos, o simplemente hablar.desahogarse: decir los problemas en voz alta a una persona que lo escuche y entienda a uno.reírse: buscar lo gracioso en las situaciones cotidianas, prestar atención a las coincidencias, las ironías, las contradicciones, lo inesperado, lo exagerado y lo absurdo.hacer ejercicios con regularidad: practicar algún deporte, ir al gimnasio, salir a correr, hacer footing, andar en bicicleta.moverse: sacudir y balancear el cuerpo, pararse y estirarse, subir y bajar escaleras, caminar siempre que sea posible.tener una buena alimentación: tener una dieta balanceada, consumir alimentos sanos, reducir el consumo de grasas, moderar el consumo de alcohol y cafeína.tener buenos hábitos alimenticios: no comer mucho por vez, comer despacio, masticar bien, no comer debido a estados emocionales.no fumar: el cigarro al principio relaja, pero luego afecta el sistema nervioso.buscar ayuda profesional: finalmente, buscar un especialista en el manejo del estrés.

Etiquetas: Consejos, Emprendedores


Tweet

Contenidos relacionados:

Cómo combatir el estrés en 4 pasosCómo manejar el estrés10 formas de ganar dinero rápidamente

View the original article here

Tagged , ,
Posted in Multinivel

cómo combatir el estrés

Cierto grado de estrés es beneficioso pues nos da el impuso necesario para superar los problemas y alcanzar nuestras metas; pero cuando el estrés se torna incontrolable, termina por ser perjudicial para nuestra productividad y para nuestra salud.


Como un complemente al artículo anterior: cómo manejar el estrés, les presentamos a continuación un método conformado por cuatro pasos que nos ayudará a combatir el estrés cada vez que éste aparezca:


Cuando surge una situación que nos genera estrés, solemos tener un diálogo interno negativo que agrava el problema; por ejemplo, solemos exagerar la situación o el problema, sacar conclusiones negativas antes de tiempo, ser pesimistas, lamentarnos, criticarnos y hasta insultarnos a nosotros mismos.



Por lo que el primer paso para combatir el estrés cada vez que éste aparezca es procurar detener este diálogo interno negativo que sólo sirve para hacernos sentir peor; por ejemplo, diciéndonos a nosotros mismos palabras como “para”, una, dos y hasta tres veces.


Por ejemplo, ante una reducción de las ventas de nuestro negocio, sabemos que hay un problema, pero pensamientos como “mi negocio va a quebrar”, “voy a fracasar” o “no nací para ser emprendedor”, no solucionan el problema, sino que lo agravan.


Una vez que hemos dejado de tener pensamientos negativos que no hacen otra cosa que agravar la situación o el problema y aumentar nuestro estrés, debemos tratar de tranquilizarnos a través de una respiración profunda.


Para ello, debemos inhalar profundamente por la nariz, llenar de aire no sólo la parte superior de los pulmones (la que hace hinchar el pecho), sino también la parte media e inferior de éstos (inflando el abdomen), aguantar la respiración por unos segundos, y luego expulsar el aire lentamente.


Respirar profundamente nos ayuda a relajarnos, pero además, el hecho de concentrarnos en nuestra respiración nos ayuda a alejar de nuestra mente los pensamientos negativos; debemos realizar esta respiración profunda por lo menos unas tres veces.


Una vez que hemos dejado de tener pensamientos negativos generadores de estrés, y nos hemos tranquilizado a través de una respiración profunda, debemos tratar de evaluar la situación o el problema de la manera más objetiva posible.


Tal como mencionamos anteriormente, cuando surge una situación que nos genera estrés, solemos exagerar las cosas y no ajustarnos a la realidad; por lo que en este paso, debemos tratar de evaluar la situación o el problema en su dimensión real, basándonos en hechos y en evidencias, y no en habladurías o en una gran imaginación.


Siguiendo con el ejemplo de la reducción de las ventas de nuestro negocio, una vez que hayamos dejado de tener pensamientos negativos y nos hayamos tranquilizados, podríamos llegar a la conclusión de que la disminución de nuestras ventas no es una prueba de que vamos a quebrar, sino que es un problema que podemos remediar.


Una vez que hemos evaluado la situación o el problema, si vemos que no hay nada que podamos hacer por remediar la situación o resolver el problema, debemos tratar de dejar de seguir preocupándonos o lamentándonos, procurar olvidarnos del asunto, y ocuparnos de otras cosas que distraigan nuestra mente.


Pero si sí hay algo que podamos hacer, el siguiente y último paso consiste en remediar la situación, lo cual podría significar encontrar una idea positiva que nos tranquilice, buscar mayor información, planificar las acciones que vamos a realizar, o simplemente actuar.


Por ejemplo, ante el problema de la reducción de las ventas, para remediar la situación podríamos tener la idea tranquilizadora de que pase lo que pase saldremos adelante, podríamos investigar las causas de la reducción, podríamos decidir darles una mayor y mejor capacitación a nuestros vendedores, o podríamos simplemente ponernos a trabajar más duro.


Etiquetas: Emprendedores, Paso a paso


Tweet

Contenidos relacionados:

Cómo manejar el estrésCómo delegar en 10 pasosPasos para realizar una investigación de mercados

View the original article here

Tagged , ,
Posted in Multinivel