Sobreviviendo a las Redes Sociales

Basado en la presentación de Joffre Carmona Astor, de ARS Publicidad


A partir de los años 60 se inició la revolución de lo que hoy en día es tan conocido y usado por todos, como lo es Internet. A lo largo de estos 40 años han sido muchas las innovaciones que a nivel tecnológico se han producido  y evolucionado, hasta llegar a lo que actualmente se conoce ampliamente  como “Redes Sociales”.


Las redes sociales  se pueden definir como estructuras sociales compuestas de grupos de personas, conectados en línea, cuyas  relaciones están basadas por la amistad, el parentesco, intereses comunes o que comparten conocimientos.  Se observa que cada día se incrementa el número de las estructuras que se crean para interconectar a las personas que se están comunicando constantemente, todo ello generado por la necesidad constante del ser humano de relacionarse, sin importar las distancias, en tiempo real.


Los usos de estas estructuras dentro de las organizaciones son aplicados de diferentes maneras, y es tal la versatilidad de estas herramientas que pueden ajustarse a las necesidades de cada empresa y a las del sector al cual se quiere llegar. Es importante entonces que así se haga, a fin de que  de la utilización de dichas redes  sea más eficiente.


La Penetración del internet en Venezuela de acuerdo a datos suministrados por CONATEL es del 42,5% (porcentaje que también representa a quienes hacen uso diario de este servicio). El 33,8% lo usa entre 3 y 6 días a la semana. De este porcentaje de usuarios totales, el 96% se encuentra en las redes sociales, en donde uno de cada cuatro usuarios visita Twitter y existen más de 10 MM de cuentas de Venezolanos en Facebook. Para el 2015, se estima que internet crezca 4 veces su capacidad actual, en Venezuela se estima un 32% de crecimiento interanual del tráfico de Internet, gracias al creciente número de dispositivos conectados tales como celulares, consolas de video juego, tablets, laptos, televisores, desktops, entre otros.  Un factor adicional que influye en este crecimiento también es el aumento de ancho de banda y de la cantidad de usuarios. Pero, ¿qué significan todos estos números?, volviendo a una de las primeras ideas presentadas en este artículo, la respuesta vuelve a ser la necesidad constante de comunicarnos, y de nunca sentirnos solos. Un dato importante es saber que en Venezuela existen más celulares inteligentes que personas, por lo tanto estamos conectados en tiempo real con nuestro entorno, tanto nacional como internacional.


Con el surgimiento de todas estas nuevas tecnologías, se crea la necesidad de generar cada día nuevas y mejores ideas, incluso nuevas formas de pensar. Gracias a todo esto, se ha creado algo que podemos llamar el “Pensamiento Digital”, que nace de la necesidad de entender y adaptarse a los cambios constantes que ocurren en los hábitos y conductas de los seres humanos motivados por el surgimiento de nuevas tecnologías y evolución de los paradigmas de la comunicación moderna.


Muchas organizaciones siguen tratando de hacer publicidad tradicional en los nuevos medios, pero una vez que ingresan a internet se dan cuenta de que el concepto es totalmente distinto, porque la web ahora es manejada por los propios usuarios.


Actualmente, una de las mayores ventajas que tiene el medio digital es la interactividad, que implica un grado importante de vinculación con la persona o cliente, entonces hay que entender a quienes están del otro lado y comunicar algo relevante para ellos.  Adicionalmente, se debe aprender a escuchar al que está del otro lado y experimentar. El mensaje ya no es unidireccional. Siempre hay que tener en mente que no importa si nosotros hablamos o nos conectamos con otras personas, siempre habrá alguien hablando de nosotros, por cualquier medio, sea bien o mal, por lo tanto llegó el momento de hacernos parte de la conversación. La era digital implica coexistir en un mundo sujeto al principio de la globalidad, donde las distancias y el tiempo se miden de manera diferente.

Abg. Sabrina Tamayo

Analista Legal

Dirección de Análisis e Información

Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla


View the original article here