Las acciones de Herbalife cayeron 10.31% en el cierre del pasado lunes, terminando en 40.21 dólares por acción, luego de un falso rumor en el que Carl Icahn ampliaba su posición. La acción subió un 3% en el pre-mercado este martes.

En Twitter, después del cierre del lunes, Charlie Gasparino de Fox Business News vertió un poco de agua fría en este rumor.

Durante un tiempo, una gran cantidad de atención se ha centrado en las pérdidas que el gestor de fondos de cobertura Bill Ackman ha acumulado en su gestión. Sin embargo, las cosas han mejorado para él en el último par de semanas.

Mientras tanto, el mayor accionista individual de Herbalife, William “Bill” Stiritz, ha acumulado millones de dólares en pérdidas de papel.

El 3 de septiembre de 2013, el inversionista de 78 años de edad, divulgó a los inversores su posición masiva en Herbalife. En ese momento, Stiritz poseía 5.382.362 acciones, o una participación del 5,22%. Se estimó entonces que la participación de Herbalife Stiritz valía alrededor de $ 322 000 000 aproximadamente. La acción cerró a 59,90 dólares el día que se dio a conocer esa posición.

Luego, el 18 de noviembre de 2013, (cuando Herbalife estaba en 67,20 dólares) y de nuevo el 29 de enero de 2014, (cuando Herbalife estaba en 62,82 dólares), Stiritz añadió su posición. Se mantuvo en 7.484.804 acciones, o una participación de 8,15%, según datos compilados por la muestra de Bloomberg.

Las acciones de Herbalife han bajado más de un 25% desde que Stiritz reveló por primera vez su posición. En lo que va de este año, están abajo más del 49%.

En base a los cálculos aproximados utilizando el precio de cierre de los días en que reveló su juego, Stiritz ha experimentado un estimado de $ 145 millones en pérdidas de papel en su inversión en Herbalife.

Su participación es masiva para un individuo. Para poner las cosas en perspectiva, el segundo mayor accionista individual CEO de Herbalife, Michael Johnson, posee poco más de un millón de acciones.

No está claro cual es el valor personal neto de Stiritz. No pudimos encontrarlo mencionado en ninguna de las listas de multimillonarios de Forbes.

Stiritz es actualmente el CEO y presidente de la empresa de alimentos Post Holdings. El es también el mayor accionista individual de la compañía con aproximadamente 369.662 acciones, o una participación del 0,82%, según datos de las muestras Bloomberg.. Su participación valía poco más de $ 28,9 millones a partir del cierre del lunes.

Por El Semanario Sin Límites, con información de Business Insider

View the original article here

Intel ha presentado sus Intel SSD 910, unos SSD con un rendimiento espectacular, diseñados para dar respuesta a las rigurosas exigencias que ejercen sobre los sistemas de almacenamiento en los centros de datos, como por ejemplo la Nube, sistemas de virtualización, etc.


Los SSD Intel SSD 910 Series ofrecen unas cotas superiores de velocidad, resistencia y fiabilidad para tareas de almacenamiento, cruciales para un funcionamiento eficiente de las aplicaciones de centros de datos. Estos SSD incorporan la tecnología Intel High Endurance Technology y equipan módulos optimizados de memoria flash NAND de células multinivel (MLC) en proceso de 25 nanómetros. Todo ello les permite soportar 10 escrituras completas diarias durante 5 años o, dicho de otro modo, ofrecen una resistencia 30 veces superior a la de los productos basados en módulos flash MLC convencionales, lo que redunda en una solución de almacenamiento más rentable.



Los Intel SSD 910 son dispositivos PCIe que ofrecen una solución de almacenamiento para servidores que resulta sencilla de instalar y permite una ampliación fluida y sin interrupciones una vez ha sido implementada, al no requerir cambio alguno en el diseño de los servidores actuales. Estos SSD pueden emplearse para sistemas jerarquizados de almacenamiento y para crear cachés de datos empleadas con frecuencia en tareas de computación de alto rendimiento y de acceso a datos cruciales para una empresa.


Un SSD Intel 910 puede sustituir a varios discos duros de 15.000 r.p.m., no solo a efectos de capacidad de almacenamiento y consumo energético, sino mejorando además el rendimiento en lecturas/escrituras secuenciales, potenciando la escalabilidad del almacenamiento y reduciendo las latencias. Estos SSD emplean controladores Intel y sistemas Intel de administración del firmware. El firmware de estos dispositivos está optimizado para mitigar el deterioro de los módulos, e incluye tecnologías de reducción de errores en la NAND y de gestión de errores de sistema.


Las mediciones de rendimiento de la unidad de 800 GB de los SSD Intel 910 Series han dado resultados en lectura secuencial continuada de hasta 2 gigabytes por segundo (GB/s) y de hasta 1 GB/s en escritura secuencial, además de hasta 180.000 operaciones de E/S por segundo en lecturas aleatorias de 4 K (IOPS) y 75.000 IOPS en escrituras aleatorias de 4K. Estos SSD se ofrecen en variantes de 400 y 800 GB de capacidad. La disponibilidad de unidades de producción para el mercado general está prevista para mediados de 2012.


El P.V.P. recomendado para los SSD Intel 910 Series es de 1.929 dólares para la variante de 400 GB de capacidad y de 3.859 dólares para la variante de 800 GB. Estos SSD cuentan con una garantía limitada de 5 años de duración.


View the original article here

Intel ha presentado sus Intel SSD 910, unos SSD con un rendimiento espectacular, diseñados para dar respuesta a las rigurosas exigencias que ejercen sobre los sistemas de almacenamiento en los centros de datos, como por ejemplo la Nube, sistemas de virtualización, etc.


Los SSD Intel SSD 910 Series ofrecen unas cotas superiores de velocidad, resistencia y fiabilidad para tareas de almacenamiento, cruciales para un funcionamiento eficiente de las aplicaciones de centros de datos. Estos SSD incorporan la tecnología Intel High Endurance Technology y equipan módulos optimizados de memoria flash NAND de células multinivel (MLC) en proceso de 25 nanómetros. Todo ello les permite soportar 10 escrituras completas diarias durante 5 años o, dicho de otro modo, ofrecen una resistencia 30 veces superior a la de los productos basados en módulos flash MLC convencionales, lo que redunda en una solución de almacenamiento más rentable.



Los Intel SSD 910 son dispositivos PCIe que ofrecen una solución de almacenamiento para servidores que resulta sencilla de instalar y permite una ampliación fluida y sin interrupciones una vez ha sido implementada, al no requerir cambio alguno en el diseño de los servidores actuales. Estos SSD pueden emplearse para sistemas jerarquizados de almacenamiento y para crear cachés de datos empleadas con frecuencia en tareas de computación de alto rendimiento y de acceso a datos cruciales para una empresa.


Un SSD Intel 910 puede sustituir a varios discos duros de 15.000 r.p.m., no solo a efectos de capacidad de almacenamiento y consumo energético, sino mejorando además el rendimiento en lecturas/escrituras secuenciales, potenciando la escalabilidad del almacenamiento y reduciendo las latencias. Estos SSD emplean controladores Intel y sistemas Intel de administración del firmware. El firmware de estos dispositivos está optimizado para mitigar el deterioro de los módulos, e incluye tecnologías de reducción de errores en la NAND y de gestión de errores de sistema.


Las mediciones de rendimiento de la unidad de 800 GB de los SSD Intel 910 Series han dado resultados en lectura secuencial continuada de hasta 2 gigabytes por segundo (GB/s) y de hasta 1 GB/s en escritura secuencial, además de hasta 180.000 operaciones de E/S por segundo en lecturas aleatorias de 4 K (IOPS) y 75.000 IOPS en escrituras aleatorias de 4K. Estos SSD se ofrecen en variantes de 400 y 800 GB de capacidad. La disponibilidad de unidades de producción para el mercado general está prevista para mediados de 2012.


El P.V.P. recomendado para los SSD Intel 910 Series es de 1.929 dólares para la variante de 400 GB de capacidad y de 3.859 dólares para la variante de 800 GB. Estos SSD cuentan con una garantía limitada de 5 años de duración.


View the original article here

Álbum de fotos

El lunes 11 de abril tuvimos como conferenciante a Óscar del Santo. Esta vez habló sobre el Maketing de Atracción o Marketing 2.0. Por supesto, siendo la conferencia sobre un tema tecnológico, la tecnología fue utilizada simultáneamente: la conferencia se iba comentando a través de twitter mediante el hashtag #ODSAyete.

Óscar empezó la conferencia usando com ejemplo el perfil existente en Wikipedia de Jordi Viñolas, catedrático de Ingeniería Mecánica; o el artículo acerca de GPS, en el que en la bibliografía recomendanda aparece un libro escrito por Roc Berenguer.

¿Por qué estos ejemplos? Para explicar la diferencia entre Inbound y Outbound Marketing. Realizamos Inbound Marketing cuando es el cliente quien viene a tí, como en el caso de estos ejemplos; y Outbound Marketing cuando la atención se compra. Hay que destacar que para realizar Outbound Marketing hay que invertir mucho dinero.

Ahora bien, ¿qué tipo de Marketing es más usado? Hoy en día el Outbound Marketing se sigue usando más, pero va decreciendo y el Inbound Marketing va creciendo. Para demostrarlo mostró los datos del crecimiento de la publicidad en distintos medios: -4% en periódicos, -0.5% en radio, 18% en móviles, 19% online.

Así que como el Inbound Marketing es el futuro, nos centraremos en este tipo de Marketing, que se divide en cuatro pasos. El primero consiste en crear: consiste en decidir a qué publico va dirigido, ya que debe ir dirigido a un sólo público. El segundo es optimizar: optimizar el contenido de acuerdo a los algoritmos de búsqueda, como puede ser el de Google. El tercero trata de promocionar el contenido: destacando que se debe hacer una promoción multicanal. Y para terminar hay que medir: en Internet todo es medible.

Otros puntos a tener en cuenta para el futuro son la ultrasegmentación de la publicidad y la expansión de los smartphones, por lo que cada vez es más importante tener una página web que sea compatible para móviles.

Y ya para concluir se analizaron los puntos a favor y en contra del Inbound Marketing. Se pueden resumir en una frase: “El Inbound Marketing no requiere dinero, pero sí mucho tiempo”.

View the original article here