Ocurre con muchísima frecuencia (y cuando digo mucha es mucha) que todos nosotros anhelamos oportunidades y retos, nuestros corazones y mentes albergan deseos sobre nuevos camino, la incesante e infatigable necesidad del hombre por encontrar destinos alternos para nuestra, en ocasiones, monótona realidad.


Y pasa aún con más frecuencia que Dios responde a nuestras oraciones y es ahí cuando nos enfrentamos a la dura realidad, si acaso estábamos preparados para ser escuchados y si era realmente aquello que pedíamos lo que realmente necesitábamos, caemos en duda, (y a veces en pánico) y no sabemos a la hora de la verdad si tomarlo o dejarlo ir. A todos nos ha pasado ¿no es verdad?


Luego de hablar con muchas personas y basado en mi experiencia personal, he logrado identificar unas pautas que te pueden ayudar a identificar si lo que sientes en un susto natural al cambio o si realmente te has dado cuenta de que estuviste siguiendo la ruta equivocada.

¿Estás dispuesto a aceptar sin reparos los sacrificios que te exige tu nueva actividad?¿Lo que estas apunto de emprender te ayudará a crecer espiritualmente?¿Cuándo piensas en lo que tienes que dejar atrás te embarga la tristeza hasta el punto de la depresión o te ilusiona?¿Cuándo te despiertas te sientes emocionado y motivado?¿Lo que vas a hacer beneficia a otros o solamente a ti?¿Si tus hijos (si aún no tienes imagínatelos) te preguntan por tu quehacer diario se los explicarías con orgullo?, ¿Los llevarías a tu lugar de trabajo?¿La oportunidad que se te presenta hace parte de tu plan de vida o es un hecho aislado y fortuito que sientes que debes tomar?¿Estas cambiando salud por dinero?¿Qué proyecciones reales ves en tu futuro si tomas la oportunidad?¿Te lo mereces?

Ahora, siempre lo más importante es que sigas tu corazón, y cuando digo corazón no hago referencia a sentimentalismos idealistas, si no a aprender a conocer tus propios instintos, si necesitas ayuda te sugiero que revises Santiago 4: 13-15 después de ello, no necesitas más


View the original article here

Ocurre con muchísima frecuencia (y cuando digo mucha es mucha) que todos nosotros anhelamos oportunidades y retos, nuestros corazones y mentes albergan deseos sobre nuevos camino, la incesante e infatigable necesidad del hombre por encontrar destinos alternos para nuestra, en ocasiones, monótona realidad.

Y pasa aún con más frecuencia que Dios responde a nuestras oraciones y es ahí cuando nos enfrentamos a la dura realidad, si acaso estábamos preparados para ser escuchados y si era realmente aquello que pedíamos lo que realmente necesitábamos, caemos en duda, (y a veces en pánico) y no sabemos a la hora de la verdad si tomarlo o dejarlo ir. A todos nos ha pasado ¿no es verdad?

Luego de hablar con muchas personas y basado en mi experiencia personal, he logrado identificar unas pautas que te pueden ayudar a identificar si lo que sientes en un susto natural al cambio o si realmente te has dado cuenta de que estuviste siguiendo la ruta equivocada.

¿Estás dispuesto a aceptar sin reparos los sacrificios que te exige tu nueva actividad?¿Lo que estas apunto de emprender te ayudará a crecer espiritualmente?¿Cuándo piensas en lo que tienes que dejar atrás te embarga la tristeza hasta el punto de la depresión o te ilusiona?¿Cuándo te despiertas te sientes emocionado y motivado?¿Lo que vas a hacer beneficia a otros o solamente a ti?¿Si tus hijos (si aún no tienes imagínatelos) te preguntan por tu quehacer diario se los explicarías con orgullo?, ¿Los llevarías a tu lugar de trabajo?¿La oportunidad que se te presenta hace parte de tu plan de vida o es un hecho aislado y fortuito que sientes que debes tomar?¿Estas cambiando salud por dinero?¿Qué proyecciones reales ves en tu futuro si tomas la oportunidad?¿Te lo mereces?

Ahora, siempre lo más importante es que sigas tu corazón, y cuando digo corazón no hago referencia a sentimentalismos idealistas, si no a aprender a conocer tus propios instintos, si necesitas ayuda te sugiero que revises Santiago 4: 13-15 después de ello, no necesitas más

Si Eres Nuevo En Este Blog, Tal Vez Quieras Suscribirte A Mi RSS . Gracias Por Visitarme , No Olvides Dejar Tus Comentarios

Related posts:

Tres Tips Para Mantener la Motivación Arriba En Tu Negocio MLMAsí Logras Convertir Un Fracaso En La Oportunidad De Tu VidaPara Lograr Hay Que Dejar De Intentar: Suena Extraño Pero Funciona10 Consejos Útiles Para Que Inicies Tu Camino Al ÉxitoLos 3 Mejores Consejos Para Una Vida Feliz Y Llena De Abundancia

View the original article here