Escribo este artículo inspirada en todos los directivos, gerentes, ejecutivos y políticos que he asesorado las últimas semanas, a quienes les dedico el contenido del mismo.

“No tengo tiempo” es la frase que en repetidas ocasiones escucho durante las asesorías en imagen que he impartido últimamente.

Este argumento de justificación lo he escuchado a lo largo del tiempo que llevo en la consultoría en imagen tanto pública como profesional. Con esto confirmo que cada vez es más común que el tiempo domina al hombre y no al revés.

Tiempo, es básicamente sinónimo de vida. Es un recurso que no se almacena ni se reemplaza, no se sustituye ni se puede dejar de consumir. Y al final del día, genera un estado de tensión o de felicidad en cada uno de nosotros.

Lo curioso es que, cuando se trata de dedicarle un espacio a nuestra persona la justificación número uno es el tiempo. Pero lo más impactante es que la frase ‘no tengo tiempo’ parecería ir acompañada de un: ¿Qué no entiendes? Tengo cosas más importantes por hacer antes que preocuparme por mi persona.

Bastante incongruente, por cierto, si partimos del hecho que la principal herramienta que tenemos en todos los ámbitos, es nuestra persona. No es ni siquiera tu computadora o tu blackberry. El producto más exitoso que tenemos es nuestra persona, empero e irónicamente es a la que dejamos, en muchos casos, en el último lugar.

Esto nos lleva a analizar las tendencias del siglo XXI. De acuerdo a una investigación del FWI (Families and Work Institute) se detectó que: el 61% de los entrevistados anteponen el trabajo antes que su vida personal y familiar, un 7% pone a la familia antes que el trabajo, y el 32% restante indicó que le daba la misma prioridad al trabajo que a su vida personal y familiar.
Te pregunto, ¿a qué grupo perteneces? Porque de acuerdo a mis observaciones, la gran mayoría de mis clientes, anteponen el trabajo u otras prioridades, antes que a su persona.

Y me pregunto, ¿cómo vamos a mejorar la imagen?, ¿cómo se pueden fomentar hábitos positivos, si todo gira en torno al trabajo?, ¿de dónde sacaremos el espacio para mejorar nuestra alimentación, guardarropa, piel, condición física, salud, bienestar y felicidad si no tenemos tiempo?

El secreto de proyectar una buena imagen está en generar un estilo de vida equilibrado. Esto es lo que en realidad nos lleva al éxito. Me parece que el ‘no tengo tiempo’ más que una justificación pareciera una decisión de vida en la que no nos queremos dar cuenta de que todo sigue, es dinámico y se mueve. Y con éste, el paso del tiempo.

Por lo tanto, reflexionemos cómo organizamos nuestro tiempo, cuáles son nuestras prioridades y qué estamos realmente dispuestos a hacer para ver cambios. Para cuidar el templo más sagrado que existe, nuestra persona, nuestro cuerpo, nuestra imagen.

La escasez del tiempo es el argumento más utilizado en el siglo XXI para no hacer, no aprender, no viajar, no conocer, no dialogar, no participar, etc. Cuidado, seamos congruentes y comprometidos. Todo esto es factible con decisión, organización, disciplina y mucha consistencia.

La regla número uno para lograrlo es establecer claramente nuestras prioridades, no olvidemos el verdadero propósito de vivir, define claramente qué es importante para ti. Elabora tu plan de vida, visualiza qué y cómo quieres lograr tus metas. ¿Eres dueño de tu tiempo, o el tiempo es dueño de tu vida?

View the original article here

negocios multinivel¿Te ha pasado que te registras en una lista para recibir información sobre negocios multinivel y empiezan a bombardearte con correos de publicidad y ventas de otras cosas? o tal vez ¿Te dicen que dejes tus datos para descargar un reporte, video, ect, y luego solo te envían correos de ventas?

Hoy queremos hablar un poco de este tema porque varias personas nos han preguntado qué pueden hacer en esos casos.

Cuando estás desarrollando negocios multinivel vas a internet a buscar información que sea de utilidad porque necesitas aprender cómo utilizar internet y las redes sociales correctamente.

Entonces decides registrarte en un par de sitios que te ofrecen reportes, videos y cursos a cambio de dejar tus datos (nombre y email), igual sucede en las redes sociales, marcas me gusta en una página de facebook o empiezas a seguir a otros en twitter.

Pero ¿qué hacer cuando te das cuenta que solo te estás llenando de correos publicitarios y de ventas? Pues la respuesta es muy sencilla, lo que debes hacer es des-suscribirte de esas listas o dejar de seguir la página o la cuenta de twitter.

¿Por qué es necesario que hagas esto? Porque sino lo haces vas a perder el enfoque de tus negocios multinivel y no te va a alcanzar el tiempo para nada, por estar revisando todo ese tipo de información que se vuelve s-p-a-m para ti, porque tu no la estás solicitando, te suscribiste para recibir otro tipo de información no para que te estén vendiendo todo el tiempo cosas en las cuales no estás interesado.

¿Te ha pasado algo cómo esto? ¿Haz abandonado algunas listas por este motivo? Cuéntanos tu experiencia y recuerda ayudarnos a compartir este post en las redes sociales.

Nos vemos en la próxima.

Dayana y Freddy Dayana y Freddy

View the original article here

Éxito, éxito, éxito… lo que todos quieren, lo que todos tienen miedo de tener también. ¿Cuál es la fórmula exacta, José Miguel?


Eso es lo que mucha gente me pregunta personalmente y por mail. ¿En cuánto tiempo veo resultados?


Vamos a responder eso de una vez por todas. Imagina que es tu primer ciclo de Universidad, que acabas de entrar a estudiar la carrera de Derecho, por poner un ejemplo. Llegas con la mejor onda a tu primer día de clases. Tomas un buen sitio, saludas a tus compañeros de aula y esperas.


De pronto, hace su entrada el profesor, un abogado eminente como el que tú quisieras llegar a ser. Y ni bien se presenta, tú levantas la mano insistentemente. Y cuando el profesor te pregunta qué se te ofrece, tú dices “Quiero saber en cuánto tiempo voy a tener éxito como abogado.”


Ya te imaginarás lo que pasaría aquí, ¿no? Comenzando por las risas de todo el salón por tremenda pregunta ingenua, y terminando con la cara del profesor de cómo se te puede ocurrir preguntar algo que SOLO DEPENDE DE TI.


Y acá está el secreto de todo: solo depende de ti. Verás, el Network Marketing es una profesión, como cualquier otra. No es ni más fácil ni más difícil (aunque sí mucho más divertida). Por lo tanto, no hay una medida de en cuánto tiempo se va a tener éxito porque eso depende 100% de ti, de cómo trabajes, de qué tan profesional seas al hacer las cosas, de tu constancia.


Mira, cuando patrocino a alguien, le digo esto: “Compadre, acabas de entrar a tu primer ciclo de Universidad en una profesión que va de 3 a 5 años, y a la que tienes que dedicarle de 12 a 15 horas a la semana por lo menos. Cualquier cosa menos de eso, es un hobbie, un pasatiempo, y no te va a dar la libertad financiera que dices que quieres tener. ¿Estamos? ¿Estás dispuesto a dar esos 3 a 5 años, con 12 a 15 horas a la semana?”


Las cosas claras… yo quiero socios, no mascotas. Si les prometo un negocio fácil en el que les voy a hacer todo y en el que casi no hay que trabajar, me voy a agotar con la cantidad de vagos que voy a atraer al equipo. Grábate esto: mientras más te cueste cerrar a alguien, más difícil va a ser que trabaje.


Si tu negocio no despega todavía es porque todavía no has encontrado a tu clon, ése que trabaje igual o más que tú sin que tengas que estar detrás de él.


Y eso no va a pasar en 1 ó 2 meses. El que entra a esta industria a probar unos cuántos meses a ver “qué tal le va”, mi consejo es que mejor no entre. No conozco a nadie que viva del Multinivel que entrara con esa actitud perdedora. Se supone que esto tiene que apasionarte, que hacerte hervir la sangre en el buen sentido. Y cuando eso es así, no puedes estar preguntándote en cuánto tiempo vas a tener éxito. Solamente le das y le das porque te gusta ser parte de esto, y el resultado va a caer por su propio peso.


Preguntar en cuánto tiempo se va a tener éxito en algo muestra un problema en tu chip mental, muestra que estás pensando que hay un factor mágico ajeno a ti que se va a activar si cumples con “cierta cantidad de horas”. Esas horas las tienes que cumplir, sí, pero el factor mágico es si de verdad eres un profesional. Y un profesional no hace esas preguntas, solamente trabaja “hasta conseguir el resultado que quiere conseguir”.


Esa es la diferencia, ¿ves? El flojo buscador de atajos piensa que va a entrar a esto a ver qué tal le va o a preguntar en cuánto tiempo va a ser exitoso. El emprendedor visionario entra a esto para hacer todo lo que sea necesario, y durante el tiempo que sea necesario, hasta obtener el resultado que desea.


Harta diferencia, ¿no? El flojo es susceptible, se toma las cosas personales, piensa que se merece todo sin hacer nada. El emprendedor entiende que no le ha ganado a nadie todavía y está aquí para aprender.


¿Entonces ya te diste cuenta de lo absurdo que es preguntar en cuánto tiempo se tiene éxito o resultados en Multinivel? Nadie puede responderte esto. Pero si aun así eres de los que preguntan este tipo de cosas, mi consejo es que cambies urgentemente de chip, porque tal vez también termines pensando que por ver 37 veces a la semana la película “El Secreto”, te van a regalar un Ferrari envueltito en un lazo en la puerta de tu casa… solo por visualizarlo. Mi brother (o sister), eso no te va a pasar.


Es como si pensaras que por ir al gimnasio, pararte frente a la máquina, no hacer ningún ejercicio, sino solo “visualizarte musculoso”, vas a sacar automáticamente un cuerpazo!!!


“Pero es que yo estoy visualizando! No necesito levantar el fierro. A ver en qué momento me crecen los biceps!” Ay ay ay… creo que ya entendiste el punto, ¿no? Hay que trabajar, pero trabajar inteligentemente.


Así que si estás listo y dispuesto a dedicarle a esta PROFESIÓN (así con mayúsculas) de 3 a 5 años, con un mínimo de 12 a 15 horas a la semana, bienvenido al barco. Trabajaremos hombro con hombro por nuestra libertad financiera y la de miles de personas allá afuera.


Si, por otro lado, eres de los que creen que solo con “entusiasmo”, “motivación” y “buena actitud”, pero poco trabajo, van a conseguir en un par de meses ser millonarios y tener la mansión de sus sueños, por favor, no pierdas tu tiempo… ni se lo hagas perder a la persona que te invitó a esta industria. Y lo digo en buena onda, simplemente eso NO te va a pasar.


Así que nada, creo que con esto ya tienes un poco más clara la figura. Me imagino que ya estarás pensando en un par de personas que deberían leer este artículo para cambiar ese chip. Pues dale, compárteselos. Acá a la izquierda de este texto tienes una barra flotante con botones para compartir este artículo en Redes Sociales. Dale a esos botones y compártelo.


Déjame un comentario abajo contándome qué piensas de esto que he escrito, es importante tener feedback tuyo. ¿Crees que hay que tomar así este Negocio, o no estás de acuerdo? Eso es importante para mí.


View the original article here